sábado, 26 de septiembre de 2015

152

A través del vaho 
se dibuja una estrella, 
son las siete de la mañana
Hace una hora jugábamos 
a chocarnos 
mientras echábamos hacia delante 
los asientos del coche
Todavía me falta un calcetín y dos costillas, 
pero a cambio 
tengo un mapa de tu cuerpo
El efecto espejo me duplica los lunares,
llevo tu olor incrustado en la garganta
Muevo la cuchara del café 
como palpando cada instante,
mientras la mañana intenta
robarme las imágenes
No me dejo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada