viernes, 4 de septiembre de 2015

139

En el intento de cruzarnos 
trazamos círculos.
No sigas a quien no te ve.
Nadie es interesante por el simple hecho de esquivarte el impulso.
El amor no es ajedrez.
Empieza por ti, es sencillo, como escribir un poema o pararse a sonreír sin la necesidad de otro. 
Descúbrete caminando a medio sol,
empápate de silencio, 
desconfía del cancionero de ciudad.
Nadie es único, 
hay civilizaciones enteras
esperando ser halladas
entre los árboles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada