martes, 8 de septiembre de 2015

143

Mucho se ha dicho de él
como una afrenta en el hígado de la primavera
avanza bosques de piernas y labios
sin detenerse al tiempo de los hombres


El amor es una bestia
no confíes en su idiosincrasia de carmín
su cara amable, sus formas


Cambia con el roce,
como un maestro de marionetas
ensaya con nosotros en los suburbios,
nos lanza unos contra otros
provocando guerra y suerte

Nadie está a salvo


Por más que vaciéis vuestras despensas
redefiniendo los mapas en la huida,
os dará alcance a bocajarro
y de un solo disparo os volará la sien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada