miércoles, 2 de septiembre de 2015

121

A veces nado
muevo los brazos,
vuelco mi cuerpo en el agua
las islas suceden
sin previo aviso
y de repente te despiertas
en un cuerpo de mujer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada