sábado, 26 de septiembre de 2015

147

Se nota la energía en las palabras, la sangre, los títulos literarios, la ausencia si la hubo, el amor ciego. 
Hay quien escribe cualquier cosa y se multiplican las antorchas. Sí, en serio os digo que hay poetas que dicen yo, y la masa aplaude embravecida.
Y yo me respondo, que tienen razón, porque hay que ser muy bravo para aplaudir dos más dos o cuatro por cuatro.
En masa el individuo es todo lo fiel que en la vida privada no puede.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada