viernes, 4 de septiembre de 2015

132

Me gustan los debates, porque a campo abierto me descubro, salgo de mi mismo, analizo, me cuestiono, soy. Aprendo de ellos a observarme, me sirven de feedback en la hercúlea tarea de conocerme un poquito más.
Aprecio de su sufragio de gargantas la distancia, el matiz de ser distintos.
Camino a través de los sumarios con la espada en alto, en desequilibrio de mí mismo, con la escucha alta, intentando no traicionarme.
Yo elijo mis palabras.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada