viernes, 25 de septiembre de 2015

145

En este mundo de hiedra y vaho
de labio y carne
los sistemas tienden a perpetuarse


El miedo anida en las amígdalas de la calle
creando escalas de valores,
finas lenguas
que se lamen en el placer que da la seguridad
de no posicionarse


Nos volvemos lentos
se suceden las masturbaciones colectivas,
sonreímos en el intermedio de la vida
cuando nos sentimos respaldados

por el odio
que es fervor
por la senda
que es el nicho


títeres
siendo masa
somos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada