lunes, 14 de marzo de 2016

244

Cada uno trae su trauma 
trepando a través de las dorsales del pasado
Visible como un tumor sin signos de puntuación
Conocerse es hacerse cargo de él
sin cargarlo en el otro que también tiene los suyos
Pero en esta sociedad tan inmediata y puta, tan egoísta 
el yo es un niño malcriado jugando en el parque, 
un adolescente que se masturba primero,
el eje del egoísmo por bandera.

Ni nos miramos apenas 
tan solo ejercemos 
el vampirismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada