miércoles, 2 de septiembre de 2015

109

No quiero ser 
un delineante más 
y que el asombro del poema 
se muera a la luz de las manos frías
de mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada