viernes, 30 de enero de 2015

UNO

Escribir haciendo temblar las calles y los labios
que cada palabra resuene
en la línea discontinua del poema
formando la espina dorsal de la locura, 
latiendo puentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada