domingo, 18 de enero de 2015

CCLXXVII

Tengo un hígado corazón
en el que resumo los paisajes 
la música, los cuentos
le canto cuando las puertas se cierran
distraigo a las arañas con su empuje poema 
me lo dicta desde allí
dice: tranquilo conozco una ciudad donde descansa la mujer que te imagina
dibújala
adelanta su nombre cuando
ya no recuerdes 
la primera persona del plural
que la lluvia horizontal siembre tu campo de asombro,
desoxidando los carteles de respuestas
en el momento 
que comiences a volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada