viernes, 30 de enero de 2015

DOS

Antes de que el párpado se cierre, canta

Que el pájaro que es la noche 
brille en lo alto de la piel de luna,
para que la entrada a los dominios del halcón
sea más sencilla.
Déjate llevar por escalones esponjosos, 
avanza sin esfuerzo en la virtud de imaginar.

Todo está permitido en el reino de las musas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada