domingo, 18 de enero de 2015

CCLXXIV


Este post va dirigido al poeta que desde hace unos días, lleva forrando las calles donde vivo con este mensaje. 
Deberías saber que hay otras diecinueve millones de posibilidades de evocar un desengaño. Sin necesidad de insultar, ni faltar al respeto a la otra persona.
Tu mensaje desprende pasión mal dirigida, tufillo retrógrado, poca imaginación, falta de recursos, en resumidas cuentas, habla mucho más de ti que de ella.
El día que lo entiendas, ( porque supongo que en este momento tu cerebro no es capaz de asimilar más de dos palabras), vuelve a mirar tu obra y avergüénzate.
La biblioteca te queda a dos manzanas de la última pintada. 
Guárdate el spray y entra, lee, imagina y piensa. 
Cultívate un poco antes de volver a escribir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada