martes, 6 de enero de 2015

CCLXXIII

Seguramente mis problemas sean ínfimos
como una huella de marfil en la inmensidad de la luna

debería dar un paso adelante

soltar el ancla en mitad de la hermosura
y que todos los hombres de esta nave
invadieran los espejos
dejando atrás el pasado y la culpa

el dolor, la belleza, el fracaso
las victorias también que se vuelen 
intactas las dejo
para que otro yo las ansíe

que ahora solo vale 
lo que estos locos y yo
queremos morder de la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada