viernes, 11 de diciembre de 2015

204


En cualquier tema que se discuta entre personas, cada cual tiene su verdad. Puede ser una verdad pequeñita, maleable, interesada, incisiva, vehemente, totalitaria, democrática, correcta sin más. 
Cada cual tiene la suya. Las verdades individuales, son las que nutren el discurso de cada persona a la hora de votar. 
Si las juntamos por grupos, cada grupo dependiendo de los miembros que lo formen, tendrá una verdad de distinto tamaño. 
En los últimos tiempos, viene dándose el caso de que nuestro país lo gobierna una gran mentira que poco tiene que ver con la necesidad de la gran mayoría de la población. Por lo que debería ser nuestro deber como ciudadanos, votar con responsabilidad y criterio de amplio espectro, basando nuestro voto en algo más que la verdad de cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada