martes, 8 de diciembre de 2015

191

Ese día
la mesa mantuvo 
una actitud beligerante
el mantel resbaló 
hasta tres veces
su anatomía
Meses después comprendí
su actitud
quería que cada vaso 
de ese encuentro
quedase marcado
en su vientre de historias
un guiño hacia mí
que no supe ver, 
inmerso en el presente contigo
de entonces
cuando cada día era una celebración
y quizás esa cena la última.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada