viernes, 11 de diciembre de 2015

203

Las heridas se aprenden
hay un hombre de cristal 
con medio fémur 
que juega a ser Ícaro 
en invierno
Las heridas de cerca
la soledad escuece 
más que la cuchilla 
mucho más que 
los pronombres
Las heridas se comparten
como historias en mitad del 
bosque, cuando las pupilas tiemblan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada