viernes, 11 de diciembre de 2015

202

Llueve
por cada palabra una cara asociada 
a un color, una promesa paralela 
a los programas que cuelgan del cielo 
y que nadie se lee
El futuro reside 
en el grado de responsabilidad
que cada cual asume
ya sea tirando piedras 
o construyendo puentes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada