domingo, 15 de noviembre de 2015

172

Los poetas son poetas 
hacen listas cerradas 
de otros poetas referentes
Este es el mejor, aquella es un portento 
como si al verbalizar una virtud, subiera el valor del verso en el mercado de valores
Como si al ensanchar un nombre
se concediese importancia al criterio subjetivo del poeta que emite el juicio y el valor
Los poetas odian a Irene X, a Marwan y a Ojeda, a Defreds, a la segunda persona del plural, al banco central europeo, a los mormones, al ministro de cultura y a la cerveza sin alcohol
Los poetas cuando teorizan, pierden, 
se vuelven un poco más humanos, transpiran, empequeñecen
desaprenden el valor del hallazgo,la imaginación, el cuchillo 


De repente se convierten en Gandalf el gris, el que entra en la comarca y se da con todas las lámparas, adornos, nubes,
patas de la cama, versos fáciles
Enredarse es desarticular, perder autonomía, bajar a ras de miedo
olvidan por un momento cómo se hacen los barcos de humo, soplan la pipa al revés, se vuelven pedantes, académicos, previsibles

Mientras la poesía sigue a su ritmo de nada, a su vacío por trastocar,
a la posición de lago y corteza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada