viernes, 10 de julio de 2015

83

Existe tu cuello 
es
un instante de luz 
sobresaliendo del poema

le hablo como se habla a los cuellos, con la piel a punto de huella
le digo: hay una mujer que te habita desde el hombro hasta alba,
esa a la que yo descubro a distancia de verso cuando la soledad no me alcanza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada