viernes, 10 de julio de 2015

90


Iba en el metro leyendo una novela de Karl Ove y pensé en mi madre, en la mujer que era cuando yo apenas le llegaba por las rodillas. En su entrega, como si su cuerpo fuese un paracaídas del mío. 
Leyendo, visualizaba momentos de mi infancia y casi sin querer, a través de esa sucesión de imágenes, he llegado hasta aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada