viernes, 10 de julio de 2015

94


En el idioma de los alfiles 
la curva es el horizonte,
se desplazan 
con espíritu de flecha
como golpeando el ombligo
de la luna, sin acercarse jamás
a la noche que nace más allá
del fulgor del poema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada