jueves, 18 de junio de 2015

82


Probablemente estemos ya demasiado cerca de la ficción creada en Black Mirror. 
Dicho esto, es curioso comprobar como la herramienta de control y libertad más grande que habita en nuestro tiempo, sea utilizada como elemento beligerante entre la clase política. Esto nos llevará en el futuro cercano, a un retroceso de la libertad a la hora de esgrimir reflexiones. El individuo medio terminará pensándose muy mucho, qué publicar y de qué manera hacerlo, con lo que habrá menos información disponible y por lo tanto menos control por parte de las altas esferas. Por lo que, los que ahora avivan el juego, terminarán helándose las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada