viernes, 10 de julio de 2015

96


Actuar con el público de lado, el silencio de lado, 
ningún asiento vacío, el calor, la energía en círculos,
es mágico. 
Pero actuar con el viento en contra
y tener que hacerte oír,
creo que es un gran aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada