domingo, 17 de mayo de 2015

39

Naces en el diámetro opuesto de lo evidente
como una punta de estrella que clavada
en el sexo de la tierra abre el porvenir
el horizonte descansa en tus trapecios
lames la distancia del poema
equilibrándolo en idiomas que todavía
no han nacido, Musa
eres
la mujer que se dibuja
en las ciudades
labio y sed
amante oblicua
asesina creces en el cuerpo de la noche
tus pechos apuntan
a la orilla incierta del suspiro
mientras los lobos te aguantan la columna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada