sábado, 7 de marzo de 2015

FOUR

La noche
morada del canto y la locura, 
cabalga la piel de los hombres
confinándolos al fuego y la sed

hace de ellos simples muñecos del deseo,
desgarrándoles la libertad de refugio

desnudos, frágiles, inmensos
se parten la boca y los sexos
en un juego intermitente de calor.

La madrugada y las bestias vencidas
marcan la cuadratura del círculo
al que algunos llaman amanecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada