domingo, 21 de diciembre de 2014

CCLVI

Nada se parece
a esta noche oscura y cruel
encuadrada en el silencio
de pronombres

necesito un árbol
un labio, un hueco

una antorcha que blandir
como si fuese una espada

solo así
podría volver
de donde nunca estuve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada