martes, 2 de febrero de 2016

231

A distancia de noche la imagen
me asalta
no se ofrece, ni musita
no se alinea mansamente
cae como una gota de lluvia
impactando sin remedio

Mi piel sabe que no hay marcha atrás
no hay trinchera, amuleto o resquicio
avanza
el perímetro craneal
se descuelga por el cuello
descosiendo la columna vertebral

"Estabas sentada sobre mí
el pelo suelto como la palabra libertad
apretando tus muslos contra los míos

Te balanceabas mientras fumabas
ofreciéndome el cuello

las paredes comenzaron a desprenderse

yo mordía sin remedio
no había marcha atrás,
las huellas digitales rastreaban
posibles pausas de calor
a lo largo de tu espalda


imagínate lo que fue llegar hasta
tus pechos sin caer en la locura
acariciando, lamiendo, pellizcando
cada posible nuevo idioma. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada