sábado, 1 de diciembre de 2012

CCII

Salir del trabajo y
sentir ese deseo creciente
de querer perderme en las calles
vagando sin rumbo
como un gato cualquiera.

2 comentarios:

  1. ¡Ay! ¡Cómo te entiendo, Eusebio! Gracias por venir a vernos a Libertad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar